Poster de Viernes 13

En la batalla de Victor Miller por recuperar los derechos sobre el guion de Viernes 13, ha obtenido una victoria al emitirse una decisión de juicio sumario que concluye que el guion no fue un trabajo bajo contrato y que los derechos de autor han regresado a Miller.

El juicio inició en agosto de 2016, en el que Horror, Inc y Manny Company disputan al guionista Victor Miller los derechos de autor de la película Viernes 13 y su personaje principal Jason Voorhees.

Manny Company y Horror, Inc., a través de distintas cesiones, poseen actualmente los derechos sobre la producción original de Viernes 13 y en el proceso afirman que Sean S. Cunningham, productor y director de la película, es quien concibió la idea original de hacer una película tipo Halloween, y contrató a Victor Miller para desarrollar la idea, controlando todas las decisiones creativas. Ambas partes presentaron una solicitud de juicio sumario.

"Sostengo que Miller no preparó el guion como producto de una relación de trabajo bajo contrato y que la segunda notificación de terminación de Miller recuperó válidamente los derechos de autor del guion de Viernes 13", dice el juez de la corte de distrito de los Estados Unidos Stefan Underhill, en su opinión de juicio sumario.

"En resumen, aunque Cunningham poseía la autoridad de aprobación final sobre la obra de Miller, ese hecho es consistente con el papel de la parte contratante en las relaciones de servicios independientes", se lee en la opinión de juicio sumario. "El simple hecho de que Cunningham proporcionó dirección o supervisión tampoco es determinante. Aunque el registro apunta a la interacción frecuente entre Cunningham y Miller, hay poco en el expediente que sugiere que tales interacciones consistieron frecuentemente en que Cunningham ejerciera un control cercano sobre el trabajo de Miller, y no hay nada en el registro que sugiera que Cunningham controlara los detalles de la expresión creativa de Miller o de otra manera dirigiera el desempeño de las actividades diarias de Miller. A pesar de la falta de control detallado sobre la expresión de Miller o el control sobre los hábitos de trabajo de Miller, sin embargo, las discusiones de Cunningham con Miller y su autoridad para aprobar afectó ampliamente el contenido del guion".

La decisión ha estado pendiente durante casi un año y la incertidumbre sobre la propiedad ha interferido con las nuevas secuelas que se están realizando, así como con trabajos derivados como los videojuegos.

Con la victoria, Miller tiene la posibilidad de controlar los derechos dentro de los EE. UU., mientras que los productores controlan los derechos fuera de ese mercado donde no se aplica la reversión de los derechos de autor.

El juez concluye que Miller ha recuperado con éxito todos los elementos de su guion, excepto por una escena que involucró a un oficial de policía en motocicleta. El juez también decidió no analizar el alcance de los derechos de Miller sobre el personaje en las secuelas: "Horror pueda argumentar que el personaje de Jason que está presente en películas posteriores, es distinto del personaje de Jason que brevemente se presenta en la primera película y pueden alegar haber agregado suficiente material protegido por derechos de autor para tener derechos de autor independientes al personaje de Jason adulto. Sin embargo, el tema no ha sido debidamente planteado ante el tribunal en este caso".

Si no se produce un acuerdo y la apelación que promuevan los productores no tiene éxito, podría haber batallas legales futuras sobre las marcas comerciales, así como el personaje de "Jason".

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net