Símbolo de copyright

 

El viernes de la semana pasada, un abogado de Minnesota, Estados Unidos, fue sentenciado a 14 años de prisión por la acción fraudulenta de subir videos pornográficos a la red y luego demandar por infracción de derechos de autor a quienes lo descargaban.

Se trata del abogado Paul Hansmeier, quien en complicidad con el también abogado John L. Steele, entre 2011 y 2014 amenazaron a varias personas con posibles demandas por haber descargado ilegalmente de diversos sitios piratas películas de pornografía. La titularidad de los derechos de estas películas la tenían diferentes personas jurídicas creadas por Hansmeier y Steele quienes incluso filmaron algunas de estas películas.

Estas películas eran subidas por los mismos abogados a diferentes sitios piratas para tentar a las personas a descargarlas ilegalmente.

Hansmeier y Steele, a través de diferentes despachos legales falsos que crearon, uno de ellos llamado Prenda Law, empezaron a presentar demandas falsas por infracción de derechos de autor en las que ocultaron su papel en la distribución de las películas y su participación personal en el resultado del litigio. Después de presentar las demandas, los abogados obtenían la autorización de los tribunales para citar a los proveedores de servicios de Internet (ISP) para obtener información de identificación del suscriptor que controlaba la dirección IP utilizada para descargar la película. Con esa información, los acusados utilizaron tácticas intimidatorias como cartas y llamadas telefónicas para amenazar a las víctimas con elevadas multas además de vergüenza pública y les ofrecían zanjar el asunto pagando 3,000 dólares.

Los hechos empezaron a ser investigados por el FBI cuando algunos de los extorsionados se negaron a acordar el asunto y empezaron las demandas.

Ambos abogados se declararon culpables de los hechos y el viernes de la semana pasada Paul Hansmeier, de 37 años, fue sentenciado por la juez Joan N. Ericksen de una corte federal de distrito en Minnesota a 138 meses de prisión, 14 años, por los delitos de conspiración para cometer fraude por correo y fraude electrónico, y conspiración para cometer lavado de dinero. La sentencia de John Steele, quien espera una sentencia más corta por su cooperación con las autoridades, será dictada el 9 de julio.

“La sentencia de hoy de Paul Hansmeier es el resultado justo para un abogado que abusó de su cédula para ejercer el derecho y se deshonró a él y al gremio de muchas formas”, declaró Jill Sanborn, agente especial del FBI encargada de la investigación de este caso.

Por casos como esta estafa el que los jueces ordenen a los proveedores de Internet a entregar los datos personales del titular de la cuenta asociada a una dirección IP de presuntos infractores de derechos de autor es un asunto delicado al que cada vez más jueces se están negando.

Más información justice.gov

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net