Portada de videojuego Fortnite

 

La semana pasada se presentó ante el Tribunal Superior de Quebec una petición a nombre de los padres de dos niños para iniciar una demanda colectiva en contra del creador del videojuego Fortnite por no haber advertido que es adictivo.

La petición está siendo promovida por la firma legal Calex Legal de Montreal, en contra de Epic Games, creadora de Fortnite, y de su empresa afiliada canadiense domiciliada en Columbia Británica.

En la petición, los abogados señalan que la adicción al videojuego es similar a la adicción a las drogas y para fundamentar la importancia de una acción colectiva presentan un paralelo con la acción colectiva presentada en Quebec en contra de la industria del tabaco por no haber advertido suficientemente que se trataba de una sustancia altamente adictiva.

Llamando la atención sobre su carácter adictivo, en la petición se señala que el año pasado la Organización Mundial de la Salud, OMS, decidió establecer el trastorno por uso de videojuegos como una enfermedad y en este sentido varios centros de tratamiento a adictos han abierto en varias partes del mundo, como el que este martes abrió el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.

La petición es iniciada a nombre de dos progenitores, independientes entre ellos, respecto de las adicciones que sus hijos, un niño de 10 años y otro de 15, sufren.

Los niños, explicó la abogada de Calex Legal, Alessandra Esposito Chartrand, “tienen todos los síntomas de grave dependencia, adicción, que también causa grave estrés en las familias”. Así, la abogada explica que son las mismas bases legales que las acciones colectivas presentadas en contra de la industria del tabaco y su obligación de informar sobre un producto peligroso y la responsabilidad del productor.

En el caso señalado se presentaron dos acciones colectivas que representaron a 100,000 fumadores que enfermaron por fumar y a 918,000 fumadores que dicen que no pueden dejar de hacerlo, en contra de tres importantes tabacaleras canadienses por ocultar la naturaleza peligrosa y adictiva de sus productos a los consumidores y al gobierno. En 2015 fueron condenadas a pagar 15,600 millones dólares canadienses.

La petición se refiere en lo particular a Fortnite porque en ella se asegura que el videojuego fue diseñado específicamente con la ayuda de psicólogos para crear adicción en sus usuarios, que hasta marzo de 2019 eran unos 250 millones de personas.

“La adicción al juego Fortnite tiene consecuencias reales en las vidas de los jugadores, muchos de los cuales han desarrollado problemas como que no comen, no se bañan y ya no socializan”, se lee en la petición presentada a los tribunales.

“Es más, centros de rehabilitación específicamente dedicados a la adicción a Fortnite han abierto en todo el mundo, particularmente en Quebec y Canadá, para tratar a las personas por adicción”, continúa la petición.

De ser aceptada, se podrían unir todos los consumidores de Fortnite desde 2017 que residan en Quebec y se establece que la compensación, en caso de ser otorgada, debe ser establecida por el tribunal.

La ley de protección a los consumidores de Quebec ordena a la empresa a responder cualquier proceso legal una vez que es aceptado, por lo que Epic Games y su filial deberán, en caso de ser aceptada la petición de acción colectiva, comparecer ante el tribunal.

La abogada Esposito-Chartrand explicó que, pese a que en los términos de uso del juego se renuncia a acciones colectivas y en su lugar el usuario se acoge a un proceso arbitral para la satisfacción de sus demandas, esa cláusula no es válida en Quebec.

Sobre este proceso, muy controvertido, por cierto, no se ha pronunciado aún el Tribunal Superior de Quebec.

Mientras tanto, este martes Epic Games anunció que llegaba a un acuerdo en otra demanda en curso, esta presentada por ellos en contra de un niño de 14 años que vendía formas para engañar en el videojuego y ganar mediante trampas. El niño tenía un canal en YouTube en donde mostraba estos trucos y un sitio en donde vendía esta información. En este caso Epic Games contendía que los trucos eran violatorios de sus derechos de autor y que creaban un juego diferente.

Fortnite no ha dejado de ser controvertido, tanto que incluso el príncipe Harry del Reino Unido se manifestó meses atrás condenando al juego por adictivo.

Más información airdrietoday.com /bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net