0
0
0
s2smodern
Daga

 

El pasado 10 de enero la policía detuvo en Vancouver, Canadá, a una mujer que en 2012 fue sentenciada a 8 meses de prisión por haber matado a su gato. Al salir en libertad, el juez le impuso 46 condiciones para permanecer en libertad y por haber incumplido algunas de ellas fue detenida y está sujeta a proceso.

La infractora es una mujer de 28 años llamada Kayla Bourque, quien fue clasificada como una infractora violenta con alto riesgo de reincidir. Siendo estudiante universitaria, fue procesada en 2012 por haber desmembrado a su gato. En el curso de las investigaciones se le encontró en posesión de un video en que se ve matando al gato y otro en el que debilitó al extremo al perro de su familia y lo colgó. Además, confesó a un compañero tener la fantasía de querer matar a un indigente.

Kayla Bourque se declaró culpable de haber matado a un animal y haberle infringido dolor innecesario, además de estar en posesión de un cuchillo. Por este delito fue sentenciada a ocho meses de prisión.

Al dictar sentencia, el juez del Tribunal Provincial Malcolm MacLean describió a la joven de entonces 23 años como “psicópata y narcisista…sádica sexual” obsesionada con la violencia y carente de culpa o empatía y le impuso 46 condiciones a cumplir una vez en libertad.

Entre esas condiciones no puede entrar en una relación con otra persona sin antes haberle manifestado por escrito sus antecedentes, no puede poseer una computadora salvo para buscar trabajo y el uso debe ser supervisado, no puede tener acceso a Internet, tiene prohibido estar en posesión de pornografía y debe asistir a terapia psicológica.

En 2013, cuando salió de prisión, la policía de Columbia Británica emitió una notificación pública poco frecuente en que alertaba a la población sobre su liberación y si intención de vivir en Vancouver.

En marzo de 2015 Bourque fue detenida por haber infringido las condiciones de su libertad al haber estado en posesión de un dispositivo que le permitía acceso a Internet y fue procesada por el incumplimiento de estas condiciones.

El pasado 10 de enero fue detenida nuevamente por el incumplimiento de las condiciones de libertad y ante el Tribunal Provincial de Vancouver se declaró culpable de los delitos imputados. Ahora aguarda a que el tribunal se pronuncie al respecto, lo que está previsto que suceda el próximo 8 de enero.

Los casos de maltrato animal con extrema crueldad deben ser monitoreados cercanamente porque se identifican como una de las tres conductas características de la sociopatía, conocidas como la “Triada homicida”. Las dos restantes son la piromanía y la enuresis y al menos dos de estas conductas se han encontrado en asesinos seriales. De ahí que las condiciones de libertad impuestas a esta mujer sean tan amplias y tan cercanamente monitoreadas.

Más información vancouversun.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern