Nicholas Sandmann enfrentando a Nathan Phillps

 

El diario Washington Post, propiedad de Jeff Bezos, está siendo demandado por Nicholas Sandmann, un adolescente de 16 años que acusa al diario de haberlo difamado tras su altercado con un nativo-americano ocurrido el mes pasado en el National Mall (Explanada Nacional) de Washington D.C.

El evento que dio origen a esta demanda ocurrió el 18 de enero de este año cuando en la Explanada de la capital estadunidense coincidieron tres grupos de manifestantes: estudiantes del colegio católico de Covington, un grupo de nativo-americanos y un grupo de predicadores afroamericanos. El encuentro se volvió tenso entre los grupos y alcanzó su momento álgido cuando el líder del grupo de nativo-americanos se aproximó al grupo de adolescentes al tiempo que Nicholas Sandmann, usando una gorra de la campaña de Trump, Make America Great Again, MAGA, se le enfrentó.

Este enfrentamiento fue filmado y en poco tiempo se hizo viral, con la condena al adolescente por su presunta burla al anciano que cantaba enfrente de él.

Pese a que la noticia fue ampliamente difundida por varios medios que condenaron la actitud del joven como racista y discriminatoria, la demanda se ha presentado en contra del Washington Post, diario crítico de la administración Trump, pidiendo una compensación por daños de 250 millones de dólares, misma cantidad en que Bezos adquirió el periódico. La finalidad de esta demanda, dicen los abogados del adolescente, es “enseñar al Post una lección que nunca olvidará”.

“A diferencia del abuso del Post de su profesión de periodistas, los demandantes no presentan esta demanda para usar el sistema judicial para avanzar una agenda política”, se lee en la documentación legal presentada ante un tribunal federal.

“El Post quería liderar la acusación en contra de este niño porque él era un peón en su guerra política en contra de su adversario político, una guerra tan desconectada y fuera del alcance de la comprensión de Nicholas que bien pudo haber sido de ciencia ficción”.

“En un lapso de tres (3) días en enero de este año, iniciando el 19 de enero, el Post se involucró en una forma moderna de mccartismo al competir en contra de CNN y NBC, entre otros, para reclamar el liderazgo de una turba de acosadores que en redes sociales atacó, vilipendió y amenazó a Nicholas Sandmann (“Nicholas”), un inocente niño de escuela secundaria”, se lee en la demanda.

“Equivocadamente, el Post convirtió en objetivo y acosó a Nicholas por ser blanco, estudiante católico, usando una gorra de “Make America Great Again” en un viaje escolar a la Marcha por la Vida del 18 de enero a Washington DC, cuando inesperada y repentinamente fue confrontado por Nathan Phillips (“Phillips”), un reconocido activista nativo-americano, batiendo un tambor y cantando ruidosamente a pulgadas de su cara (“incidente del 18 de enero”).

La demanda fue presentada días después de que el obispo de Covington, en el estado de Kentucky, Roger Foys, rectificara su condena inicial a la conducta de los jóvenes alumnos. El obispo escribió después que había hecho una declaración prematura y que los estudiantes “quedaron colocados en una situación tanto extraña como amenazadora”.

A la presentación de esta acción legal, un vocero del Post declaró: “Estamos revisando una copia de la demanda y planeamos presentar una vigorosa defensa”.

Mientras tanto el presidente Trump, quien constantemente ha hecho ataques a la prensa durante sus dos años de gobierno, se congratuló por la presentación de esta demanda, quizá porque va dirigida a uno de sus más feroces críticos.

Más información slate.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de slate.com