Tortuga marina

 

La policía de Miami Beach, Florida, confirmó la detención y presentación de cargos en contra de una mujer de 41 años, Yaqun Lu, por molestar tortugas marinas y sus nidos. Se trata de un delito regulado por leyes locales y por la Ley federal de los Estados Unidos de especies en peligro de extinción de 1979.

De acuerdo con el reporte del diario Miami Herald, Yaqun Lu fue vista “hurgando en un nido de tortugas y pisando todo el nido con sus pies desnudos”, dentro de un área que estaba acordonada y en la que se impedía el paso precisamente para proteger a los nidos de las tortugas marinas que cada año desovan en esa zona. Al parecer estaba introduciendo una vara dentro del nido.

La mujer es ciudadana china, residente en el estado de Michigan, y desde el pasado domingo está detenida. Se ha fijado una fianza de 5,000 dólares y ha sido imputada del delito de molestar o abusar de tortugas marinas o sus huevos en tercer grado, delito por el que podría recibir hasta cinco años de prisión.

Felizmente Lu fue vista a tiempo y, según autoridades de la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de Florida, sus actos de molestia no llegaron a dañar los huevos del nido.

Para Yaqun Lu probablemente el consumo de huevos de tortuga es un platillo gourmet, pero su detención es una muestra clara de que las costumbres y hábitos culturales varían de lugar en lugar y que al viajar se debe conocer y respetar el marco jurídico de cada país. Su deseo por saciar su antojo de huevos de tortuga en peligro de extinción podría costarle cinco años de su vida tras las rejas.

En México la captura o daño de huevos de tortuga también es un delito sancionado en el artículo 420 del Código Penal Federal y castigado con uno a nueve años de prisión y el equivalente de trescientos a tres mil días multa.

Más información stuff.co.nz

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net