Reja con cadena y candado

 

La Corte Federal de Suiza falló esta semana un caso en el que concluye que proporcionar información a las víctimas de un delito o a sus familiares sobre la liberación de un convicto es legal. Esta es la primera decisión sobre el tema a partir de la reforma de 2016 del Código Penal.

El caso fue recurrido por una mujer que en 2015 fue sentenciada a seis años de prisión como cómplice del homicidio del esposo de su hija, ocurrido en 2008. En este caso se contrató a una persona que mató al hombre mientras dormía en su departamento en Ginebra.

La madre de la víctima, es decir, del yerno de la convicta, pidió a las autoridades que le notificaran la fecha en que la mujer saldría de la prisión para tratar de evitar encuentros inesperados con ella y con su hija, aparentemente también sentenciada por el homicidio.

El organismo de gobierno encargado de la implementación de las sentencias accedió a informar a la mujer, garantizando así su derecho a la información.

La suegra decidió apelar la decisión del organismo de gobierno, pero un tribunal de Ginebra rechazó el recurso, sentencia que se confirma esta semana ante la máxima instancia judicial del país europeo.

En la decisión publicada este 22 de agosto, la Corte Federal de Suiza establece que el Código Penal otorga a la víctima y a sus familiares el derecho a la información sobre la forma en que se está llevando a cabo la sentencia del reo. Este derecho implica también la información sobre la fecha de la liberación e incluso si hubo un escape. El derecho no aplica sólo cuando el derecho del reo es muy superior al de las víctimas.

En este caso, el tribunal concluyó que al vivir las mujeres a unos pocos kilómetros de distancia una de la otra, es importante para la madre de la víctima conocer la fecha de liberación para evitar encuentros sorpresivos o desagradables con la persona sentenciada por el homicidio de su hijo.

Sobre la decisión se manifestó contrariado el abogado de la recurrente, Robert Assaël, quien declaró que “esta es la primera sentencia que emite la Corte Federal sobre esta disposición del Código Penal que entró en vigor el 1 de enero de 2016”.

Para el abogado Assaël, el proporcionar esta información es una “falsa buena idea” porque pone al convicto en una posición de riesgo por la posibilidad de una venganza violenta.

Expuso, además, que la información proporcionada por las autoridades puede ser usada por la víctima para evitar, por ejemplo, que el convicto encuentre un trabajo informando a sus potenciales patrones de la sentencia. Finalmente, dijo, esta información “de ninguna manera prepara a la víctima para un encuentro inesperado: estando alerta, la víctima puede incluso incrementar sus temores y revivir su sufrimiento”.

Más información swissinfo.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net