Papeleta marcada con religión judía

 

El 12 de septiembre pasado, en el Senado suizo se presentó una iniciativa de ley para discutir la adopción de la definición de antisemitismo presentada por la Alianza Internacional de Memoria del Holocausto, IHRA por sus siglas en inglés.

Conforme con su sitio web, la IHRA es un organismo que vincula a gobiernos y a expertos para fortalecer, presentar y promover educación sobre el Holocausto, su investigación y memoria conforme con los compromisos adoptados en el 2000 en la Declaración de Estocolmo que establece: "Con la humanidad todavía marcada por ... el antisemitismo y la xenofobia, la comunidad internacional comparte la solemne responsabilidad de luchar contra esos males".

El IHRA fue iniciado en 1998 por el entonces primer ministro sueco Göran Persson y actualmente agrupa a 33 países que reconocen que la coordinación política es un imperativo para fortalecer el compromiso moral de las sociedades y combatir el creciente antisemitismo y negación del Holocausto.

En vista de los crecientes ataques e intolerancia hacia los judíos, en 2016 la Alianza propuso la adopción de la siguiente definición de antisemitismo a fin de marcar una guía común para definir los delitos que se comenten al respecto:

“Antisemitismo es una cierta percepción de los judíos, que puede ser expresada como odio hacia los judíos. Manifestaciones retóricas y físicas de antisemitismo son dirigidas hacia individuos judíos y no judíos y/o sus propiedades, hacia instituciones comunitarias judías e instalaciones religiosas”.

La organización proporciona algunos ejemplos, como el ataque al estado de Israel como un colectivo judío, aunque no la crítica al país similar a las críticas hacia otros países. También el juzgar a todos los judíos por los actos de una persona.

Esta definición ha sido adoptada por algunos países de Europa como el Reino Unido, Alemania y Austria, en donde se ha adoptado con controversias, y a hora Suiza, país miembro del IHRA, analizará la conveniencia de su adopción conforme con la iniciativa presentada la semana pasada al Senado.

Al respecto, el ministro de asuntos interiores de Suiza, Alain Berset, declaró que el gobierno apoya la adopción de la definición y que estarán publicando las evaluaciones sobre la efectividad de las medidas que están tomando para combatir el antisemitismo en el país.

Lo anterior porque, como en otros países del mundo, los incidentes antisemitas han ido en aumento. Así, en la región francófona, en 2018 se registraron 174 incidentes de odio hacia los judíos, así como el aumento de las teorías conspirativas antijudías. En la región alemana se registraron 42 de estos incidentes.

Más información swissinfo.com / holocaustrememberance.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net