Avión en vuelo

 

Un juez del Tribunal Real de Chelmsford, Inglaterra, condenó a dos años de prisión a Chloe Haines quien el año pasado en pleno vuelo intentó abrir la puerta del avión de la línea área Jet2 gritando “los voy a matar a todos”.

Los hechos ocurrieron el 22 de junio de 2019 en un avión que despegó del Aeropuerto de Stansted en Essex, Inglaterra, en el que la alterada mujer quiso abrir la puerta en pleno vuelo, mientras gritaba amenazas. Después del incidente ocasionado por Chloe Haines, de 26 años, dos jets de la Real Fuerza Aérea británica escoltaron el avión de regreso al aeropuerto de Essex.

Según declaraciones de la tripulación y de los pasajeros, Haines estaba fuera de si y tuvo que ser refrenada por varias personas para evitar que abriera la puerta del avión, lo que hubiera supuesto un grave riesgo para todos los que estaban a bordo.

Durante una audiencia sostenida en diciembre, Haines se declaró culpable de haber puesto en peligro la seguridad de una aeronave y de haber agredido físicamente a Charley Coombe, un miembro de la tripulación, que sufrió varios rasguños al intentar refrenarla durante su exabrupto emocional.

El abogado de la defensa de esta joven mujer explicó que ella “se desmayó y realmente no recordaba los sucedido” durante el vuelo, lo que ocurrió por haber mezclado bebidas alcohólicas con medicamentos.

El abogado defensor dijo que ella era una “joven problemática con varios asuntos muy graves” y pidió que se tomara en consideración que, desde que sucedió el incidente, se había comprometido con el programa de Alcohólicos Anónimos.

Durante la audiencia de sentencia de este miércoles, al condenarla a dos años de prisión el juez Charles Gratwicke dijo: “Aquellos que estaban atrapados en el espacio confinado de un avión inevitablemente quedarán perturbados, atemorizados y petrificados por las acciones de aquellos que en un estado de embriaguez ponen en peligro sus vidas.

“Para algunos su peor pesadilla se hizo realidad”, aseguró, mientras una llorosa Chloe Haines escuchaba la decisión judicial.

Durante el proceso, personal de la aerolínea Jet2 declaró que el incidente les había costado unas 86,000 libras esterlinas. Desconocemos si planean proceder civilmente en contra de Chloe Haines para tratar de recuperar parte de este monto. De hacerlo, la imprudencia de esta atribulada joven podría costarle más que los dos años de su vida tras las rejas.

Más información news.sky.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net