Representación gráfica de Internet

 

Como en muchos países del mundo, frente a la epidemia de coronavirus COVID-19, los poderes judiciales están cerrando sus puertas para evitar aglomeraciones y evitar focos de contagio. Emiratos Árabes Unidos no es la excepción, aunque los tribunales penales de Ajman siguen funcionando en línea.

Desde el 2018 se introdujo en Ajman, el emirato más pequeño, un sistema de procesos penales en línea. El sistema fue implementado para acelerar los procesos judiciales en materia penal.

Ahora este sistema está siendo utilizado por razones de seguridad para evitar las grandes reuniones sociales y evitar el contagio de la enfermedad, sin necesidad de cerrar la operación de los tribunales.

De esta forma, desde el pasado domingo 22 de marzo, las personas cuyas audiencias estaban programadas para esta semana están usando la plataforma en línea para continuar con el proceso, pero desde la seguridad de lugares no concurridos.

“Las salas judiciales virtuales facilitan y mejoran los servicios para los acusados, aceleran el proceso judicial y mantiene la seguridad de todos”, declaró al respecto Brig Gen Al Razi, director general de instituciones penitenciarias y correccional en Ajman.

Frente a esta continuación remota de labores en los tribunales de Ajman, en Dubái se han suspendido todas las audiencias en la Corte de Casación, Corte de Apelaciones y Cortes de Primera Instancia desde el domingo 22de marzo al jueves 16 de abril.

Audiencias en tribunales penales continuarán, pero solo para casos con acusados que estén detenidos, como está sucediendo en muchos de los poderes judiciales en el mundo, como Israel, en donde la suspensión de labores benefició al primer ministro Benjamín Netanyahu porque aplazó el inicio del proceso en su contra por corrupción y sobornos.

La introducción de audiencias en línea ha operado en varios países del mundo, aunque los procesos no están totalmente sistematizados para ser sustanciados a distancia. Una de estas excepciones es el primer tribunal cibernético de China que se estableció en 2017 con facultades para resolver disputas civiles relacionadas con actividades en la red, y tratar de seguir el paso al auge de compras en línea y pagos por celulares. Así, resuelve disputas de comercio en línea, demandas sobre infracciones a derechos de autor y reclamos de responsabilidad por productos comprados en línea, sin necesidad de presentarse a salas judiciales.

Sin duda, esta crisis sanitaria cambiará la forma en que hacemos muchas cosas y probablemente una de ellas sea la operación de los poderes judiciales, los que probablemente buscarán que más procesos, particularmente de menor cuantía, sean resueltos completamente en línea.

Más información thenational.ae

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net