Embarazada

 

Una vez más, el Senado de Kenia está revisando una ley que garantiza los derechos reproductivos de las niñas y mujeres, con el objetivo de disminuir los riesgos de salud de las mujeres al concederles servicios de salud reproductiva que podrían prevenir enfermedades de transmisión sexual, HIV, abortos inseguros y embarazos no planeados.

Cada año, 6,300 mujeres en Kenia mueren durante el embarazo o el parto, con los abortos inseguros contribuyendo con un 17 por ciento de las muertes maternas en el país con una de los economías más pujantes de África.

Para solucionar esos problemas, la iniciativa que se ha puesto a consideración de los senadores regula el acceso a la planificación familiar, a una maternidad segura, a abortos seguros, a salud reproductiva para adolescentes y a reproducción asistida.

La iniciativa de ley deja en claro que todas las personas tienen derecho al acceso a servicios de salud reproductiva y que cada proveedor de servicios de salud está obligado a entregar información de planificación familiar y de otorgar servicios de salud a las mujeres que así lo necesiten.

De esta forma, se obliga al gobierno a garantizar atención médica antes, durante y después del nacimiento a toda niña y mujer en el país.

La iniciativa de ley dispone que las mujeres pueden solicitar servicios de terminación del embarazo en casos de emergencia o cuando el embarazo pone en riesgo su salud o cuando el hijo sufra de alguna anormalidad física o mental, siendo una disposición que ya está prevista en la Constitución de Kenia. La ley dispone que los médicos pueden objetar prestar estos servicios por razones de conciencia, siempre que refieran a otro prestador del servicio y que no se trate de una emergencia.

Además de esto, la iniciativa de ley establece una serie de disposiciones para garantizar el acceso a servicios de salud reproductiva para los adolescentes, aunque debe mediar el consentimiento de los padres. Este aspecto de la iniciativa dispone la capacitación vocacional, programas de tutoría, orientación espiritual y moral, y asesoramiento sobre la abstinencia, las consecuencias del aborto inseguro, el VIH y el uso de sustancias y obliga al gobierno a integrar información apropiada para la edad sobre salud reproductiva en el programa educativo.

Finalmente, se pretende regular varios aspectos respecto de los tratamiento de reproducción asistida, desde derechos y obligaciones de quienes prestan estos servicios, de donadores, de madres subrogadas y de los mismos pacientes.

En 2014 se presentó una iniciativa semejante que, sin embargo, no fue aprobada por varios factores entre ellos la oposición de grupos religiosos, organizaciones civiles, los enfrentamientos políticos y la falta de información a los ciudadanos sobre el contenido de la iniciativa. Esta vez la iniciativa también encuentra oposición, especialmente de grupos religiosos, en tres aspectos que son el aborto, la educación sexual para adolescentes y la reproducción asistida que es considerada como “antinatural”.

Camerún, Guinea Ecuatorial y Ruanda, al igual que Kenia con esta iniciativa, han decidido abordar el tema de salud reproductiva en una sola legislación que incluya todos los aspectos relevantes. En otros países estos temas son considerados en diferentes leyes.

Respecto del aborto, solo siete de los 54 países del continente africano no permiten el aborto en ninguna circunstancia. Los demás establecen las condiciones bajo las cuales puede ser efectuado y algunos de esos países, como Kenia, lo tienen establecido en la Constitución.

Quienes han trabajado a favor de los derechos de las mujeres esperan que esta vez la iniciativa sea aprobada y se garanticen todos estos derechos a niñas y mujeres kenianas. De no hacerse, como se ha demostrado una y otra vez, la población más pobre y vulnerable será la que más sufra de la falta de acuerdo.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net