Imprimir
Categoría: El Derecho y la Actualidad
Visto: 757
powered by social2s

Las autoridades del hospital mental en Washington D.C., Estados Unidos, donde se encuentra recluido John Hinckley Jr., culpable de haber disparado en 1981 al entonces presidente Ronald Reagan, solicitaron autorización para permitir a su paciente salir a visitar a su madre por una larga temporada.

 

Jonh Hincley Jr., fue encontrado inocente del atentado contra Ronald Reagan después de que el jurado aceptara que padecía una enfermedad mental por lo que fue internado en 1982 en el Hospital de Santa Isabel en la capital del país.

 

El disparó seis veces contra el ahora fallecido presidente, hiriendo a Reagan en un costado, muy cerca del corazón y a otras personas, entre ellos el entonces secretario de prensa, James Brady, quien resultó con una seria lesión cerebral.

 

Las autoridades del Hospital han solicitado al estado permiso para que Hinckley abandone la institución para visitar a su madre durante varias semanas y para que eventualmente se quede a vivir con ella. Ya en el pasado ha salido de la institución por cortos períodos de tiempo para visitar a sus familiares, con un dispositivo para evitar su huída y con agentes del servicio secreto vigilando sus pasos.

 

Ante la solicitud, el fiscal del estado solicitó al juez se niegue dicha autorización pues se trata de un hombre capaz de cometer actos de gran violencia según los reportes médicos.

 

Cuando detuvieron a John Hinckley Jr. después de perpetrado el atentado, encontraron una nota en que se declaraba profundamente enamorado de la actriz Jodi Foster. Quizá esa pasión contribuyó para que el jurado se decidiera por declararlo mentalmente incapaz y por ello no se le fincaran responsabilidades. 

 

Más información NY Daily News

 

www.miabogadoenlinea.net

 

 

powered by social2s