El pasado 20 de septiembre un adolescente de 17 años, Taher Khazendar, fue detenido por las autoridades de Israel por sospecha de involucramiento en actividades terroristas.

 

Esta detención ha dado paso a un asunto diplomático entre Israel y Suecia puesto que este adolescente además de la nacionalidad israelita tiene nacionalidad sueca.

 

Sobre el particular, la vocera del ministerio de asuntos exteriores de Suecia, Lena Tranberg dijo que han solicitado permiso para entrevistarse con el detenido, pero que las autoridades de Israel no lo han otorgado. Al tener la nacionalidad sueca, este adolescente tiene derecho a asistencia consular conforme a la Convención de Viena.

 

De acuerdo con el testimonio de su madre, Taher Khazendar fue detenido por las Fuerzas de Defensa de Israel la noche del 20 de septiembre cuando irrumpieron en su casa y pidieron al joven que los acompañara.

 

Tras su detención las Fuerzas de Defensa de Israel envió un correo electrónico a la agencia de noticias sueca TT en el que declaran que no darán pormenores de la detención de este adolescente en Nablus, en el territorio ocupado de Cisjordania, hasta que la investigación conducida por la agencia de investigaciones israelí Shin Bet llegue a un tribunal militar.

 

La familia sueca de este joven ha declarado que si bien se le ha permitido entrevistarse con un abogado israelí, al abogado no se le ha permitido acompañarlo durante los entrevistas con los agentes de inteligencia del Shin Bet o Sherut Bitachon Klali.

 

Las autoridades suecas siguen presionando para poder entrevistarse con el detenido y brindarle la asistencia consular a la que tiene derecho.

 

 

Más información The Local

 

www.miabogadoenlinea.net