(Esta opinión no tiene contenido jurídico, pero sí de justicia)

Empecé, como cada mañana, revisando las noticias. Como cada mañana, el estómago se me empezó a encoger a medida que leía. No ayudó que fuera el 75 aniversario de la detonación de la bomba en Hiroshima, un crimen contra la humanidad del que nadie ha respondido (si se están procesando a vigías de prisiones nazis, ¿porqué no se procesaron a los tripulantes del Enola Gay?)

 

Decidimos tomarnos la semana pasada de vacaciones. Coincidió, sin embargo, con la enfermedad que empezó con malestar estomacal, fiebre y un intenso dolor de cabeza que me acompañó cinco días de forma casi ininterrumpida.

 

Estamos empezando julio, mes que ha sido designado desde 2011 como uno libre de plásticos, centrando nuestra atención en el grave problema de la contaminación por plásticos que ha llegado a invadirlo todo, incluyendo los alimentos que ingerimos.

 

Cuando inició la actual cuarentena, llegamos al acuerdo en mi casa de que yo sería la responsable de las compras, por esta razón he podido echar un vistazo a mi comunidad de forma presencial y no nada más a través de la computadora como muchos han tenido que mirar al mundo en los últimos meses.

 

Este lunes, dos políticos alemanes del partido verde propusieron eliminar de la Constitución la palabra “raza” de cara a las manifestaciones que en ese país europeo también se están presentando en contra de la discriminación de las personas por el color de la piel.

 

El enemigo que nos está destrozando no es el coronavirus... ni el gobierno, ni MORENA, ni el PRI ni el PAN, ni el capitalismo ni el socialismo, ni el ateo; el enemigo somos nosotros que poco a poco y desde hace mucho nos hemos estado destruyendo implacablemente unos a otros.

 

10 de marzo. Se acabaron las marchas del Día Internacional de la Mujer; pasó el paro nacional de mujer del 9 de marzo. ¿Qué sigue?

 

Hombres violando y matando niñas (y niños y mujeres y otros hombres), no son resultado de ningún sistema político, son personas que en esta incesante búsqueda de la felicidad piensan que pueden alcanzarla guiados por sus más bajos instintos y pasiones. Desde antes de la existencia de gobiernos, democracia y sistemas políticos ha existido el homicidio y la violación y el robo y la mentira.

 

¿Respirar o saciar un gusto al paladar? Este es el dilema que los habitantes de Patna, la séptima ciudad más contaminada del mundo, deberán resolver después de que el gobierno prohibiera la quema de carbón y estiércol de vaca para tratar de reducir los índices de contaminación del aire.