A pesar de la confesión del homicida Sergio Rafael Barraza Bocanegra, el Tribunal de Juicio Oral de Chihuahua lo absolvió por falta de pruebas. La historia empezó en agosto de 2008 cuando Marisela Escobedo Ortiz denunció la desaparición de su hija Rubí Marisol Frayre. Rubí vivía en unión libre con Sergio, con quien tuvo una hija de nombre Heiri.

Tras el reporte de desaparición, presentado ante la Unidad de Personas Ausentes, Extraviadas y Desaparecidas de la procuraduría de Chihuahua, se detuvo a Sergio Rafael, en Fresnillo, Zacatecas, por la probable comisión del delito de sustracción y retención de una menor de edad.

Ya en las indagatorias realizadas en Ciudad Juárez, el detenido dijo que en agosto del 2008 había matado a Rubí y precisó el lugar donde la había enterrado.

El pasado 29 de abril se reunió el tribunal oral para dictar sentencia a Sergio Rafael Barraza Bocanegra por el homicidio de Rubí. Lo absolvieron.

El argumento del Tribunal para exonerar a Barraza Bocanegra fue que la única prueba presentada por el Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Especial para la Investigación de Homicidios de Mujeres se resumía a lo expresado por el propio acusado ante diversas personas: dos agentes de la Policía Municipal, un agente de la Policía Ministerial Investigadora y a su padrastro, en el sentido de que él había dado muerte a Rubí Marisol al encontrarla con otro hombre.

“Estas manifestaciones … no coinciden con lo que el menor Ángel Gabriel Valles Maciel afirmó, que oyó decir al acusado, en los últimos días de agosto de 2008, sobre que había matado a su pareja y a otra persona, pero con disparos de pistola. Por ende, la única prueba en este sentido se encuentra en contradicción con otra de la misma fuente, lo que nos permite asegurar que, al menos en una de las versiones el hoy acusado mintió, y al ignorarse en cuál de ellas lo hizo, no puede tenerse por verdadera ninguna de las versiones”, citó el juez. “Así las cosas y ante la ausencia de pruebas suficientes que demuestren que entre el 28 y 30 de agosto del año 2008, Sergio Rafael Barraza Bocanegra golpeó a Rubí Marisol Frayre Escobedo, ni que tales golpes hayan sido la causa de la muerte de ésta, se concluye que no se demostró la existencia del hecho punible que se le atribuye, ni su participación como autor del mismo, por lo que debe dictarse veredicto absolutorio en su favor”, acotó.

Previo al juicio oral, la defensa de Sergio ofreció a la Fiscalía Especial un acuerdo para que fuera sentenciado a través de un procedimiento abreviado en el cual Sergio estaba dispuesto a aceptar su responsabilidad penal en el crimen y a recibir una pena de 20 años de cárcel. Pero el Ministerio Público adscrito a la Fiscalía declinó aceptar, a pesar de que esa autoridad conocía el expediente y sabía que no se había determinado causa de muerte de Rubí y por ende era difícil probar la comisión de un delito y aún más la responsabilidad jurídica de Barraza Bocanegra.

También se explicó que durante el Juicio Oral, Sergio Barraza se reservó su derecho a declarar, conforme al artículo 124 fracción II del Código de Procedimientos Penales del Estado de Chihuahua,  y por tanto jurídicamente no es válido introducir testimonios anteriores, aunque sean autoincriminatorios.

Para mayor ilustración, el artículo 133 del citado Código señala que la declaración “sólo tendrá validez si es prestada voluntariamente ante el Ministerio Público o un Juez y asistido por su defensor”, mientras que el 137 establece que “… la policía no podrá recibirle declaración la imputado cuando se encuentre detenido…”

Esta no es la primera vez que el Tribunal de Juicio  Oral y la Procuraduría de Justicia del Estrado se enfrentan por un caso controversial, ya que en 2008 este mismo tribunal liberó a Edgar Álvarez Cruz, quién estaba acusado del homicidio de Mayra Juliana Reyes Solís, también por falta de pruebas.

Chihuahua ha sido uno de los precursores en el nuevo sistema penal en México. Los procesos orales iniicaron en la entidad el 3 de enero de 2007 y la primera sentencia por homicidio en un juicio oral se dictó el 28 de abril de 2009.

Fuente: El Ágora de Chihuahua

www.miabogadoenlinea.net