En Inglaterra, un hombre de 32 años interpuso una demanda contra su madre por abuso físico al haberlo golpeado cuando era niño y no haberle protegido suficientemente de los golpes que su padre le propinaba golpes.

 

Este hombre dice que fue hasta el 2007 que recordó que su madre también contribuyó al maltrato físico al pasar reporte diario sobre su comportamiento de cuando era niño, lo que significaba los golpes del padre. Dice que hasta ese año que su  madre dejó de ser una víctima a sus ojos y recordó que ella también lo golpeaba y lo culpaba de sus problemas.

 

 

El demandante describió a la corte el maltrato físico que sufrió prácticamente cuatro días a la semana desde que tenía cinco años hasta los 19. Relató que su padre lo castigaba no solo con golpes con la mano abierta, sino utilizando otros objetos como cinturones o cables.

 

La madre, con lágrimas en los ojos, desmintió los cargos y dijo que en alguna ocasión llegó a dar una nalgada a su hijo, en lo que ella llamó un castigo razonable. Además su defensa alegó la prescripción de la acción legal.

 

El hombre busca una compensación de casi $10,000 dólares para pagar la terapia sicológica a la que sometió y argumenta que debido a su infancia llena de abusos, además de no haber podido terminar su educación, sufre ansiedad fóbica lo que no le permite alejarse mucho de su casa, ni mantener una relación estable o un empleo.

 

La demanda se presentó el pasado martes, el mismo día en que el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon instó a los países miembros a garantizar los derechos de los niños y a suscribir los Protocolos Facultativos de la Convención sobre los Derechos del Niño que versan sobre la participación de niños en conflictos armados y sobre la venta de niños, prostitución infantil y utilización de niños en la pornografía.

 

La Convención de los Derechos de los Niños garantiza como derecho básico de la infancia la protección contra los malos tratos y la plena participación en la vida familiar. Incluso hay iniciativas para erradicar el castigo físico a los niños y evitar llegar a este tipo de juicios en donde los hijos reclaman a los padres los abusos.

 

Fuente Times on Line

 

www.miabogadoenlinea.net