El reconocido artista chino Ai Weiwei sigue luchando contra el sistema de su país que pretende una vez más llevarlo a prisión.

 

En abril del año pasado fue detenido y mantenido en un lugar secreto por 81 días. Debido a las protestas internacionales por su detención, el gobierno chino declaró que se trataba no de un asunto político sino que su detención obedecía a la evasión de impuestos.

 

Las autoridades hacendarias de ese país señalaron al artista que debía en impuestos alrededor de $2.4 millones de dólares y le otorgaron como plazo para pagar el próximo 15 de noviembre so pena de ser sancionado con la privación de su libertad.

 

Miles de ciudadanos chinos decidieron donar dinero al artista para hacer frente a sus obligaciones fiscales y por esta vía recaudó más de un millón de dólares por lo que Ai Weiwei declaró a través de su esposa que depositará la mitad de lo requerido a fin de recurrir el proceso por el cual se fijó la cantidad y se impusieron las multas pues dicen que se trató de un procedimiento ilegal.

 

Así que la lucha de Ai Weiwei continúa. De perder su recurso y no poder hacer frente a la cantidad supuestamente adeudada al fisco chino, podrá ser detenido y encarcelado y, de acuerdo con organizaciones de derechos humanos, ser otro preso político del sistema.

 

 

Más información The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net