La batalla que la chocolatería suiza Lindt & Sprüngli estaba librando por el registro de marca del chocolate de conejo de pascua, envuelto en papel dorado, con un lazo rojo en el cuello y una campanita, llegó a su fin.

 

La Corte Europea decidió esta semana que la envoltura del chocolate no puede registrarse como marca porque en conjunto no es significativamente distintivo de otros chocolates con forma de conejo.

 

Con esta decisión la Corte confirma su veredicto inicial del 2010 en que señaló que “la combinación de la forma, los colores y el moño plisado con una pequeña campana, no son suficientemente diferentes” de otros chocolates especialmente aquellos que tienen forma de conejo.

 

Lindt registró inició el registro como marca de este chocolate en el 2001, hasta que en 2004 se enfrentó con Hauswirth, una pequeña chocolatería austriaca que demandó el registro de marca del conejo de chocolate de los suizos argumentando que los conejos de pascua se fabrican desde hace décadas y que Lindt obtuvo de mala fe el registro aprovechando su posición dominante en el mercado para sacar a sus competidores del mercado.

 

Esta controversia, en la que se solicitó guía de la Corte Europea, finalizó en abril del año pasado cuando una corte en Viena, Austria, ordenó a la chocolatería Hauswirth cesar la producción de su chocolate de conejo de pascua por violar la marca registrada de Lindt.

 

Esa postura, sin embargo, es contraria a la de la Corte Europea que niega que el chocolate se pueda registrar como marca porque no es suficientemente distintivo de los chocolates de otras marcas.

 

Así que la próxima pascua en Europa se podrán ver otros chocolates con forma de conejo en las estanterías, envueltas en papel dorado, con lazos en el cuello, lo que definitivamente será en beneficio del consumidor.

 

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net