Las inusuales peticiones para ser enterrados no son exclusivas de los famosos como Gene Roddenberry, creador de la serie Star Trek y cuyas cenizas se esparcieron en el espacio cuando se lanzó un satélite en 1997.

 

Tony Guarino, residente de Pittsburg, Estados Unidos, reescribió su testamento para dejar claras instrucciones de cómo quiere ser sepultado tras su muerte.

 

Enfermo de cáncer de próstata desde hace cuatro años, y amante del boliche, pidió a sus familiares en su testamento que lo cremaran y depositaran sus cenizas dentro de una bola de boliche.

 

Lo interesante del asunto es que frente a la gravedad de su enfermedad, su esposa ya pidió a una empresa que fabrica bolas de boliche que fabricara la insólita urna. Sobre el particular, el dueño de la empresa se dijo muy halagado por la petición.

 

Así que ya Tony Guarino sabe que sus cenizas reposarán en una bola de boliche que será guardada en su bolsa favorita, al lado de la bola que le perteneció a su padre, información que le tendrá tranquilo sabiendo que por ese lado, al menos, su testamento y últimos deseos serán respetados.

 

 

Más información Ria Novosti

 

www.miabogadoenlinea.net