Lindsay Lohan sigue en problemas y es probable que su nuevo abogado no la saque de ellos muy pronto.

 

De acuerdo con TMZ.com, el abogado que la joven actriz ha contratado, Mark Heller, ha llamado la atención del gremio jurídico del espectáculo por la extraña estrategia de defensa que ha iniciado en el caso de Lohan.

 

La defensa que Heller ha presentado es por el choque que la actriz protagonizó en junio pasado en la autopista Pacific Coast en California en el que declaró falsamente a las autoridades no haber conducido el Porsche accidentado.

 

La defensa que el abogado Heller ha planteado pide que la acusación se deseche porque las autoridades no observaron el debido proceso al no haber leído a la actriz la advertencia Miranda, Miranda Warning, que conforme al derecho estadounidense es el primer derecho que tiene todo detenido.

 

Sin embargo abogados especialistas en el tema dicen que esta defensa no está fundamentada ya que cuando Lindsay Lohan declaró a la policía y mintió sobre los hechos no estaba en calidad de detenida sino de entrevistada por lo que las autoridades no tenían la obligación de leerle la advertencia Miranda.

 

Por si esto fuera poco, fuentes de TMZ.com declararon que el abogado cometió múltiples errores al llenar los documentos legales en los que incluyó una carta al fiscal encargado de la vigilancia de Lohan la cual fue removida de su expediente porque una carta de esa naturaleza está específicamente prohibida por las leyes de California.

 

Estas fuentes señalan que es poco probable que procedan las peticiones del abogado para que se deseche evidencia y eventualmente la acusación en contra de Lohan por haber mentido a la policía.

 

En su defensa, el abogado Heller puede argumentar que es experto en derecho en su estado de Nueva York y que este caso lo está litigando en California de manera excepcional ya que solicitó permiso a la barra para presentar este caso pese a no estar licenciado en California.

 

La barra prestó el permiso porque Heller cumplió con los requisitos establecidos por las leyes que especifican que el abogado a ser autorizado debe estar patrocinado por un abogado registrado en la barra de California.

 

Quien prestó el patrocinio a Mark Heller es la abogada Lindsay Berger Sacks, quien, pese a formar parte de la barra, no es litigante ni ha litigado durante su vida profesional. Es más, la abogada Berger Sacks declaró no conocer personalmente a Heller y dijo haberle dado el patrocinio por un conocido en común, Peter Toumbekis, quien supuestamente trabaja en la firma de Mark Heller.

 

Total, que todo esto es un enredo legal digno de los dramas que la atormentada Lindsay Lohan ha venido protagonizando los últimos años. Lo importante será que el abogado Heller, pese a lo controvertido de sus formas neoyorquinas, pueda sacarla del problema en que está ya que de ser declarada culpable podría significar la revocatoria de su período probatorio y un inevitable regreso a la cárcel.

 

 

Más información TMZ.com

 

www.miabogadoenlinea.net