El próximo 4 de junio se cumplen 20 años de la matanza de estudiantes en la plaza de Tiananmen en Beijing, China, lo cual tiene al gobierno un tanto nervioso tratando de mantener las demostraciones al mínimo así como las denuncias sociales que se pudieran presentar por el aniversario.

 

Y entre estas maniobras por mantener una aparente tranquilidad en su territorio, el New York Times reporta que el gobierno de China ha estado negando o retrasando la revisión de las licencias o cédulas de 20 prominentes abogados defensores de los derechos humanos pertenecientes a dos grupos, Human Rights Watch y Defensores de los Derechos Humanos en China.

 

La revisión de las cédulas de manera anual es un proceso que utiliza el gobierno para mantener bajo control a los abogados, pero los grupos aludidos reportan que previamente no había habido problemas en la renovación en las grandes ciudades como las hay ahora.

 

Incluso la renovación de membresías a la barra de abogados, que es obligatoria y que se trata de un órgano controlado por el gobierno, se está convirtiendo en otro problema ya que han notificado a estos abogados que su membresía se considera “problemática”.

 

Los “problemáticos” abogados son quienes han tomado la defensa de los padres de los niños de las escuelas que se cayeron en el terremoto del año pasado debido a la mala construcción de las edificaciones originada por la corrupción gubernamental; han hablado a favor de los padres de los niños que sufrieron daños a su salud por la leche envenenada; son los defensores de los detenidos de las demostraciones del año pasado de protestas antigubernamentales y son los que llevan la representación legal del grupo Falun Gong que es un movimiento espiritual que combina filosofía budista, misticismo y ejercicios tradicionales y que el gobierno de China ha prohibido por considerarlo una secta peligrosa.

 

Se  ha reportado que tres abogados fueron no solo detenidos sino también golpeados por la policía por investigar casos incómodos para el gobierno. Uno de ellos investigaba la aprehensión de un estudiante miembros de Falun Gong acusado de dar publicidad a un “culto perverso” y los otros dos estaban en el caso relativo a la muerte de un prisionero condenado a un campo de re educación mediante el trabajo.

 

El New York Times no puedo obtener declaraciones gubernamentales a este respecto debido a la cercanía de una fiesta nacional china. Fuente New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net