Charles Taylor, ex presidente de Liberia, declaró en el juicio que se sigue en su contra en la Haya por diferentes crímenes contra la humanidad cometidos no en Liberia, sino en Sierra Leona durante la crisis social de 1991 a 2002.

 

Taylor está acusado de haber cometido 11 delitos como asesinato, tortura, esclavitud sexual y terrorismo en el conflicto armado en Sierra Leona en donde participaron niños soldados a quienes se les ofrecían diferentes drogas que los hacían más violentos y cumplieran las órdenes de mutilar, violar y matar.

 

El juicio a Charles Taylor inició en Sierra Leona cuando la Corte Internacional decidió establecer un tribunal especial para juzgar los hechos de este país africano. Sin embargo se decidió mover el tribunal hacia La Haya por temor de que la presencia de Taylor en Sierra Leona pudiera desencadenar conflictos sociales.

 

El juicio inició en 2007. La parte acusadora presentó su caso desde enero del 2008 a febrero pasado y ahora corresponde a la defensa presentar su caso. La defensa, liderada por un abogado británico interrogó a Charles Taylor quien negó todos y cada uno de los once cargos argumentando que estaba muy ocupado gobernando Liberia como para haber intervenido en el conflicto de Sierra Leona permitiendo o auspiciando actos que jamás hubiera permitido en su propio país.

 

A la pregunta de que si cambiaba armamento por frascos de mayonesa llenos de diamantes, contestó que nunca recibió diamante por parte de ningún miembro del Frente Unido Revolucionario que era el grupo rebelde que operaba en Sierra Leona.

 

Tres miembros del Frente Revolucionario Unido fueron detenidos y acusados por crímenes contra la humanidad y también serán juzgados en este tribunal especialmente constituido para juzgar estos violentos hechos.

 

Los hechos ocurridos en esos once años en Sierra Leona son de los más penosos de la historia de la humanidad porque mutilaron, torturaron y asesinaron a miles de personas, pero además involucraron a niños que fueron raptados de sus hogares y utilizados para cometer actos de gran crueldad como soldados, siendo víctimas también.

 

Fuente CNN.com 
www.miabogadoenlinea.net