Imprimir
Categoría: Lo Absurdo en el Derecho
Visto: 187
0
0
0
s2smodern
powered by social2s
Madre amamantando a su hijo

 

Raphael Samuel es un hombre de Bombay, India, que, si encuentra abogado que lo represente, demandará a sus padres por haberlo traído al mundo.

Aunque puede parecer un absurdo su argumento se basa en un movimiento filosófico llamado antinatalismo según el cual, como venimos a sufrir a esta vida, lo mejor es dejar de procrear.

Raphael sabe que difícilmente encontrará un juez que quiera escuchar su causa, pero aun así quiere presentar su punto de vista que ha expresado en un perfil de Facebook, haciéndose varias preguntas como por qué sufre depresión o por qué debe hacer lo que no quiere hacer cuando está en este mundo sólo porque alguien quiso que naciera para buscar su propio placer.

Así, si sus padres no buscaron su consentimiento para nacer, lo mínimo que deben hacer ahora es mantenerlo por el resto de su vida y en esto radica la demanda. Por supuesto que sabe que antes de nacer no podía dar su consentimiento por lo que, declara, lo mejor es que no hubiera nacido.

Al leer sus pensamientos se refleja un gran pesimismo y trae a la mente del lector la idea de que Raphael sufre de una profunda depresión, pero él dice que no es así: “Desearía no haber nacido, pero mi vida no es infeliz. Mi vida es buena, pero hubiera preferido no estar aquí. Es como ese sentimiento de que hay una habitación bonita, pero de no querer estar en esa habitación”, explicó al corresponsal de la BBC que lo entrevistó.

La idea de la demanda a sus padres no deja de ser una audacia en vista de que ambos son abogados: “No puedo dejar de admirar la temeridad de mi hijo de llevar a sus padres al tribunal sabiendo que ambos somos abogados. Si Raphael presenta una explicación racional de cómo debíamos haber buscado su consentimiento para nacer, aceptaré mi error”, declara con buen humor Kavita Karnad Samuel, madre de Raphael.

Sobre sus pensamientos, Raphael dice: “Yo era un niño normal. Un día estaba muy frustrado y no quería ir a la escuela, pero mis padres seguían diciendo que tenía que ir. Así que les pregunté ‘¿Por qué me tuvieron?’ Y mi papá no tuvo respuesta. Pienso que, si hubiera podido responder, quizá no hubiera pensado así”.

La idea de demandar a sus padres fue evolucionando con el tiempo hasta que un día, durante el desayuno, les anunció sus intenciones.

“Ella dijo que estaba bien, pero que no esperara que fuera gentil conmigo. ‘Te destruiré en el tribunal’”, dice Raphael respecto de la reacción de su madre. Su padre sigue procesando la idea.

En un comunicado, su madre declaró que es injusto que nos fijemos en solo una parte de la filosofía en la que su hijo cree: “Su creencia en el antinatalismo, su preocupación por la sobrecarga a los recursos de la Tierra debido a vidas sin sentido, su sensibilidad hacia el dolor que los niños viven sin desearlo mientras crecen, lamentablemente todo eso se ha olvidado.

“Me siento dichosa de que mi hijo haya crecido para ser un joven audaz y de pensamiento independiente. Seguramente encontrará su camino a la felicidad”

La demanda no ha sido presentada porque, hasta ahora, Raphael no ha encontrado abogada/abogado que lo represente en esta temeraria aventura. Ya veremos si lo encuentra.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern
powered by social2s