Vinoteca

 

Acabando con una tradición que parecía ser motivo de orgullo de los corredores, la Bolsa de Metales de Londres, LME por sus siglas en inglés, ha establecido la prohibición a los empleados y miembros de beber durante horas de oficina.

Según lo relató Nigel Farage, político británico de extrema derecha que trabajó en la LME, los almuerzos con bebidas alcohólicas eran legendarios de tal forma que muchas transacciones comerciales se realizaban estando los operadores en estado de ebriedad.

Esos días parecen terminar con la prohibición que se ha impuesto a toda persona que labore en la Bolsa y que aplica tanto en el piso de comercio como a empleados de oficina quienes deberán permanecer sobrios toda la jornada laboral.

“La LME tiene amplios poderes en su reglamento para asegurar un comportamiento adecuado en el círculo de transacciones y los miembros tienen políticas y procedimientos vigentes respecto del comportamiento de su personal mientras conducen negocios.

“La LME aprecia los altos estándares mantenidos por sus miembros y ha formalizado la postura general de que el personal en el aro de transacciones no consuma ninguna bebida alcohólica antes de efectuar negocios”, declaró sobre el particular una vocera de la LME. Sin embargo, no hizo mención del tipo de sanciones a imponerse por incumplir la normativa.

Esta nueva medida de disciplina a sus miembros se presenta meses después de que la LME, en funcionamiento desde 1877, emitió su primer código de ética, el que fue producto del escándalo desatado por la fiesta que celebraron en el Club Playboy en Mayfair. A partir de este código se establece que cualquier fiesta que se realice a nombre de la LME debe ser “en moderación” y que estos eventos no deben celebrarse en lugares en los que algunos de sus miembros se sientan incómodos.

Cabe decir que la mayoría de los integrantes de la LME son hombres.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net